miércoles, noviembre 16, 2005

Gimnasia ya sueña con dar la vuelta

Hazaña, gloria, oportunismo, milagro, suerte. Llámelo como quiera! La cuestión es que los de Troglio lograron anoche un triunfo ante Quilmes por la mínima diferencia en el estadio Centenario que los depositó solos en la punta con 31 puntos, a tres puntos de su escolta, Boca, que juega mañana frente a Arsenal. Así, Gimnasia consiguió su 8 victoria consecutiva y va por el récord del Lobo del 62 (con 9 seguidas).
Aunque la victoria no fue para nada sencilla. El árbitro del partido, Daniel Giménez, expulsó a Marcelo Goux a los 23 del segundo tiempo y a Lucas Licht a los 32. Pese a quedar con 2 jugadores menos, el lobo no se achicó y salió a buscar el partido. Es así que a 5¨ del final, Jiménez (de mal arbitraje) cobró penal y Lucas Lobos lo cambió por gol.
Lo de la gente mens sana fue increíble. Hace tiempo que no se veía una movilización de tal magnitud. Las casi 11 mil almas triperas que coparon el estadio centenario vivieron el partido como una verdadera final –así lo fue- sabiendo que un triunfo los dejaría en el sector Vip de la tabla de posiciones y así metiendo presión a sus escoltas: Boca, Vélez y todos los que rayen. Es que a este lobo ya no le importa contra quien competir cuando se trata de lograr el sueño tan esperado: el Campeonato.
La vuelta a la ciudad de La Plata fue una VERDADERA locura. La 22 cortó a manera de piquete el peaje de la autopista y todos a saltar encima de autos, combis, micros y lo que venga. Todos envueltos en una alegría inexplicable. Esa, esa…que como lo dice la palabra, no se puede explicar! Un hombre con años encima, con campañas y canchas sobre su lomo, le decía a otro que estaba a su lado: “Esto nunca lo vi. Es impresionante. La autopista es nuestra. ¿Quién corta la autopista? Nosotros, y nada más que nosotros”.
Aunque eso no fue todo. En la rotonda de 120 y diagonal 74, a pocos metros de la bajada de la autopista tripera, los hinchas se fueron juntando hasta poblar por completo toda la zona. Banderas, bombos, redoblantes, pitos, maracas. Nada faltó para ponerle ritmo a este festejo.
Como si esto no les alcanzara para demostrar que son los dueños de la ciudad, los triperos se plantaron en 7 y 50 y al compás de una murga improvisada cantaron hasta largas horas de la madrugada. “Habría que fijarse si todavía no están”, me gritó un tripero conocido del barrio.
Fue así! Una noche soñada. De esas que querés que sean interminables. Ojala se repitan Gimnasia. Porque vos más que nadie en el mundo te lo mereces!

6 Comments:

At 8:12 p. m., Anonymous Fabio said...

Papá.....cómo escribís eh!

ANDÁS!!!!!


bueno, nada...pasaba por aquí porque adivinaba que habías posteado algo sobre esa fiesta.
Si el domingo 27 no viajás en el micro nuestro (dónde está la verdadera locura)no posteo más y quedará como un sueño la futura bandera PIOLA! jOJO!

AGUANTE TONY, que no FALTE NUNCA MÄS!!!

 
At 10:52 a. m., Blogger Luciano Mucelli said...

Luis:
El post está bien. Tiene links, ampliación de la información, explica el acontecimiento. Una observación: en la escritura, por lo general, lo números se escriben con letras cuando son cortos, y no se utilizan diminutivos. Por ejemplo: “cinco minutos”, en vez de <<5”>>, y “octavo”, en vez de “8”.

 
At 12:12 p. m., Blogger Santiago D`Elia said...

Vamo lue que esta se nos va a dar

 
At 9:25 a. m., Blogger - said...

Bueno, lamentable que se hayan despertado del sueño... jeje
los invito a ver mi blog:
http://gallinasia.blogspot.com

 
At 6:23 a. m., Anonymous Pachi said...

"Gimnasia ya sueña con dar la vuelta"
JAJAJAJA

 
At 1:59 p. m., Anonymous Anónimo said...

santiaguito yo estoy seguro que se les va a dar, mas bien, SE LA VAN A DAR Y POR EL CULO, AMARGOOOOO

el GRANDE de la ciudad

 

Publicar un comentario

<< Home